Estás en Blog
Enfermedad Celiaca
Yanina García Gola / Nutricionista Integrativa / ImagenSalud Rengo.
¿Qué es?

Es una condición crónica inflamatoria, con características de una enfermedad autoinmune (el sistema inmunitario ataca a las células que debería proteger), con un fuerte componente genético, donde existe una intolerancia permanente al Gluten, proteína presente en el trigo, centeno y cebada. En algunas personas se manifiesta también intolerancia a la avena, es una enfermedad de alta prevalencia, que se desarrolla a cualquier edad, con mayor prevalencia en el sexo femenino y se manifiesta con síntomas digestivos y/o extra digestivos.

 

La evidencia indica que la Enfermedad Celiaca ha aumentado en las últimas décadas.

Sintomatología

Ésta es amplia, variada y predominan síntomas gastrointestinales. Existe una presentación clásica de diarrea, esteatorrea (deposiciones con grasa), dolor abdominal, meteorismo (gases excesivos), apatía, falta de fuerzas, anemia y desnutrición, por la carencia de hidratos de carbono, hierro, folatos, calcio, vitamina B12. Asimismo, se observa un compromiso del peso y, por ende, una baja de la talla en niños y adolescentes, además de retraso en el crecimiento de éstos. En los adultos se puede presentar osteopenia (disminución de la masa ósea) la que, a su vez, puede preceder a la osteoporosis.

 

Otras características clínicas relativamente frecuentes de la EC son: fatiga, irritabilidad y úlceras bucales recurrentes. También se observa retraso de la pubertad, con retardo de la menarquía (primera menstruación); infertilidad reversible, y abortos espontáneos a repetición.

 

En la forma atípica o subclínica y en ausencia de los síntomas representativos, lo que claramente dificulta el diagnóstico pueden exteriorizarse en forma aislada o asociada los siguientes síntomas y signos:

 

  • Anemia ferropénica crónica (por carencia de hierro) y que no responde al tratamiento habitual
  • Osteoporosis
  • Síntomas de tipo "colon irritable"; en adultos
  • Epilepsia
  • Ataxia (descoordinación del movimiento)
  • Hepatitis autoinmune
  • Cirrosis biliar primaria
  • Colitis colágena (acuosa y persistente)
  • Hipoesplenismo (disminución o anulación de las funciones del bazo)
  • Neuropatía periférica
Diagnóstico de la Enfermedad Celíaca (EC)
Debe hacerse cada vez que se sospeche clínicamente de la EC. Habitualmente se realizan exámenes de sangre para medir ciertos anticuerpos frecuentes en dicha patología. Sin embargo, el análisis final y confirmatorio que documenta la ENFERMEDAD CELIACA es la biopsia intestinal. Ésta comprueba los resultados positivos que arrojan los exámenes de sangre, los cuales representan un alto índice de sospecha. Sin biopsia intestinal positiva, no hay diagnóstico de enfermedad celíaca.

Una vez confirmado el diagnóstico de ENFERMEDAD CELIACA, el único tratamiento para un celíaco es adoptar una Dieta Libre de Gluten (DLG) de por vida, la cual debe comenzar inmediatamente efectuada la evaluación respectiva.

Con esto, se consigue la desaparición de los síntomas y la recuperación de las vellosidades intestinales. Las funciones del intestino vuelven a su normalidad, disminuyendo las situaciones derivadas de la mala absorción de nutrientes.

 

El consumo de gluten en forma continua, aún en mínimas cantidades, voluntario o involuntario, daña las vellosidades intestinales incluso en ausencia de síntomas, provocando alteraciones y/o trastornos autoinmunes y desarrollo, a largo plazo, de procesos malignos.

Tratamiento

Información detalla de la dieta libre de Gluten la puede encontrar en www.fundacionconvivir.cl, Fundación Convivir es una institución sin fines de lucro, cuyo propósito es mejorar la calidad de vida de las personas celíacas en todo el país.

ImagenSalud previene las enfermedades respiratorias
Valentina Leclerc / Vacunatorio y control sano / ImagenSalud San Fernando.

La llegada del invierno implica también la llegada de virus que suelen ser epidémicos. Las enfermedades respiratorias son las más comunes y entre ellas, la más frecuente es el resfrío. Esto no sucede porque sea directamente el frío que enferme a las personas, sino porque los mecanismos de defensa de la nariz y boca están más vulnerables, por lo que es mucho más fácil que un virus tenga la oportunidad de colonizar en nuestro cuerpo. Además, en invierno solemos estar en espacios cerrados y poco ventilados, lo que genera una mayor circulación de virus.

 

Pero el virus que resfría a un niño o niña grande o a un adulto, puede ser mucho más grave en un niño/a pequeño/a, que no tiene la misma inmunidad que los adultos, por lo que un simple resfrío puede pasar a bronquitis, neumonía o laringitis cuando el adulto o el hermano/a mayor presenta un simple resfriado.

 

El año pasado y este año tenemos una importante campaña de vacunación que contribuye a disminuir la presencia de influenza, pero los virus son oportunistas, y capaces de competir unos con otros por los mismos individuos. Este año predomina el virus respiratorio sincicial.

 

Muchas veces los virus que circulan no son los mismos para los que nos vacunamos, pero el Ministerio de Salud elige aquellas enfermedades más graves para vacunar a la población y las vacunas que están disponibles. En este escenario, no existe ningún remedio milagroso que logre subir las defensas. Sí es muy importante que niños y niñas tengan una nutrición óptima para enfrentar una enfermedad respiratoria. La vacunación, cuando existe, hace que los síntomas sean más leves y los riesgos de complicaciones graves sean menores.

 

Está demostrado que la lactancia materna protege de las infecciones respiratorias y ayuda al correcto desarrollo del sistema inmunológico, lo que otorga protección a largo plazo. Según investigaciones, reduce el riesgo de otitis media, una complicación muy frecuente de los resfríos; reduce significativamente el riesgo de hospitalización cuando el niño o niña tiene una neumonía y hace que los resfríos sean mucho más leves y cortos. ¿Cómo prevenir? A diferencia de lo que muchas personas creen, más que el frío o la contaminación, es la transmisión de virus el factor más importante para que un niño o niña se enferme. Por eso, la primera medida es protegerse del contacto con personas infectadas. Pero lamentablemente los síntomas tardan en aparecer. Por ello lo ideal es tratar de evitar aglomeraciones, evitar llevar a los niños/as al mall, cine u otros espacios públicos que operan como “caldos de cultivo”. También contribuye a la prevención lavar las manos de los niños/as y de uno en forma frecuente, enseñarle a los adultos y niños/as que cuando estornuden se tapen la nariz y la boca ocupando el codo y no las manos, y pedir a las personas que están enfermas que ojalá no visiten hogares donde hay niños/as pequeños/as. Muchas mamás y papás temen enviar a sus hijos e hijas a los jardines infantiles y salas cunas, pero muchas veces no existe otra alternativa. Por ello es importante que estos establecimientos traten de educar a mamás y papás para que en lo posible no lleven a sus hijos/as enfermos, así como también tomen algunas medidas de higiene, como la limpieza frecuente de juguetes, y evitar el uso de aquellos de difícil limpieza o que acumulan virus y bacterias, como los peluches. Prevención
¿Ya se enfermó?

Tanto en padres y madres como a nivel médico suele haber una sobreutilización de antibióticos, por la natural preocupación de que no existan más complicaciones. Pero es importante saber que la mayoría de las infecciones respiratorias de los niños y niñas son virales, y los virus no se mueren con los antibióticos. Hoy se sabe que, incluso si uno deja en libre evolución muchas enfermedades bacterianas, se mejoran igual.

Estando en un espacio común uno puede reducir un poco el riesgo de contagio, pero éste siempre va a existir. Es por eso que la vacunación resulta una buena medida de prevención. Hay dos grandes tipos de vacunas: las que evitan que uno se enferme y las que hacen que los síntomas sean más leves. Hay gente que dice “me vacuné contra la peste cristal, pero igual me dio”. La vacuna no evita que dé peste cristal, pero hace que los síntomas sean más leves y no exista riesgo de meningitis o neumonía por peste cristal, que son complicaciones graves. O dicen “¿Por qué si recibí la vacuna contra la influenza este año me resfrié? Y es porque la influenza no es un resfrío, es un virus totalmente distinto. Existen muchos mitos en torno a las vacunas. El último tiempo ha habido rumores que las vacunas podrían causar autismo, pero no se ha podido demostrar una relación entre ambos factores. El Ministerio de Salud chileno es bastante riguroso en introducir vacunas que tienen respaldo internacional y han sido probadas en otros lugares. Vacunas

A veces un antibiótico incluso perjudica la evolución del niño/a, porque no es capaz de discriminar entre bacterias malas y las buenas, que protegen contra la enfermedad. Por lo tanto, puede que incluso una bacteria “mala” se vea en una posición de poder proliferar más si uno sobre medica al niño/a, y se va generando resistencia a los antibióticos o infecciones secundarias a la baja de defensas. Por ello, cuando se presenta un resfrío, primero es importante diferenciar si se trata de una infección bacteriana o viral. El primer signo de alerta es que el niño/a comience con fiebre, dificultad respiratoria o dolor de oídos después de algunos días  de haber comenzado el cuadro, porque generalmente cuando es un cuadro viral, la fiebre y el resfrío parten juntos, o el resfrío parte sin fiebre.  También otro signo de alerta es una fiebre que comienza con los síntomas respiratorios, pero que se mantiene más de 72 horas.

 

Lo importante es que cuando la familia tenga sospecha de infección bacteriana vaya al médico y no use la automedicación, porque hay muchos tipos de antibióticos y no todos sirven para la misma función. Y ojalá el médico conozca al niño/a para que no lo vaya a sobre medicar.

Cada día los padres están participando más de las consultas médicas, llegan más informados y se ven más empoderados en su rol. No es infrecuente que un papá llegue solo a consultar con sus hijos/as. Como profesionales, es muy importante fortalecer esta tendencia y no excluir a los padres. Culturalmente estamos acostumbrados a que la madre sea el cuidador principal, entonces le preguntamos las cosas del niño/a mirando a la madre, mientras el papá está lejos, en un rol de acompañante.

 

Preguntar activamente cuando el papá no se incorpora, hacerlo partícipe, preguntar qué preocupaciones tiene, así como al niño o niña cuando es capaz de expresar su opinión, es importante. De esa manera contribuimos, finalmente, al involucramiento de la familia en la prevención y superación de la enfermedad.

Rol del padre
Cuando un niño/a se enferma suele haber una pérdida del equilibrio familiar y un estrés muy grande que muchas veces carga en mayor medida la mamá, que tiende a quedarse más al cuidado de los hijos/as por razones culturales y sociales. Un solo adulto no puede dar abasto con todo eso, y qué mejor que el papá para compartir ese rol. Pero además se ha visto que cuando los niños/as se hospitalizan por causas respiratorias u otras causas, el que los padres estén presentes hace que el niño/a se mejore antes, y en ese sentido se está haciendo un gran esfuerzo para que los padres se puedan quedar por las noches acompañando a sus niños/as. IMAGENSALUD ESTA PREPARADA ANTE EL AUMENTO DE LAS DEMANDAS RESPIRATORIAS.
¿Cómo reconocer si mi bebe tiene Dermatitis del pañal? Valentina Leclerc / Vacunatorio y control sano / ImagenSalud San Fernando.

La dermatitis del pañal es un trastorno muy habitual en los bebés que hace que la piel se irrite, se enrojezca, se descame y escueza. A menudo la erupción se produce porque la piel se irrita por llevar los pañales sucios demasiado tiempo, por el roce que provocan al llevarlos demasiado apretados o porque el bebé es sensible a determinadas marcas de detergente para lavar la ropa, jabones o toallitas higiénicas para bebés. La protección de plástico del pañal también impide que el aire circule libremente en el interior, creando un medio húmedo y cálido que resulta un campo de cultivo idóneo para la proliferación de hongos y la aparición de erupciones.

Además, la introducción de nuevos alimentos en la dieta puede cambiar el contenido de las heces (caca) del bebé, lo que a veces provoca dermatitis del pañal. Y si se produce diarrea, la dermatitis también puede agravarse. Cuando la dermatitis del pañal dura más de tres días, incluso después de introducir cambios en el hábito del cambio de los pañales, generalmente está provocada por una levadura (un tipo de hongo) denominada Candida albicans. Las erupciones provocadas por Candida suelen ser de color rojo, están ligeramente abultadas y cursan con pequeños puntos rojos que se extienden más allá de la zona principalmente afectada por la erupción. A menudo empiezan en los pliegues de la piel y se pueden extender a la piel del tronco anterior y de la espalda del bebé. La administración de antibióticos al bebé o a la madre que está amamantándolo puede dar lugar a una infección por hongos, porque los antibióticos también destruyen las bacterias "buenas" que impiden la proliferación de Candida. Es importante detectarla y consultar a un profesional. Debemos cuidar mucho la higiene de nuestras manos antes de cada cambio de pañal y tener mucha precisión con la higiene para que las heridas que pudieran generarse no se infecten. MANTENER SOBRE TODO LA PIEL LIBRE DE HUMEDAD, esperando que se seque bien su piel antes de colocarle el nuevo pañal. Rol del padre
¿Cómo cuidar nuestra piel éste Verano?
Flora Ali Rondón / ImagenSalud San Fernando

Con el verano no solo aumenta la temperatura, sino que también aumenta el riesgo de que la piel sufra quemaduras, deshidratación y picaduras.

Por ello debemos considerar ciertos cuidados necesarios para evitar enfermedades.

 

Quemaduras

La exposición al sol produce efectos dañinos sobre la piel, tales como quemaduras por insolación. Además en edad adulta pueden desencadenar tumores con riesgo de cáncer, manchas y envejecimiento prematuro de la piel.

 

  • Es imprescindible el uso de bloqueadores con factor por encima de 30 FPS y que, especialmente en el caso de los niños sean recomendados por un especialista. Si está en la playa o piscina, el bloqueador debe ser resistente al agua, pues los rayos de sol penetran la piel mientras la persona se está bañando. Es recomendable se aplique el protector varias veces al día, pues con el paso de las horas pierde efectividad.
  • El uso de sombreros o gorros también es recomendable para proteger la cara y la cabeza.
  • Debe evitarse la exposición al sol desde las 10:00 a las 16:00 horas.
Picaduras

Con el aumento de la temperatura ocurre la aparición de insectos, además en el verano aumenta el contacto del ser humano con ambientes naturales, lo que genera la aparición de picaduras, que traen como consecuencia tanto lesiones en la piel como enfermedades infecciosas. Por ello se recomienda:

 

  • Uso de repelentes contra insectos.
  • Uso de insecticidas no tóxicos
  • Desmalezar por al menos 30 metros los alrededores de las casas.
Deshidratación

La hidratación, toma mayor relevancia durante el verano, ya que a causa de las altas temperaturas a las que estamos expuestos, la pérdida de líquido diario, es mayor.

 

  • Tomar entre 2,5 o 3L de agua, distribuidos a lo largo del día.
  • Al practicar ejercicio físico, aumentar la dosis de agua diaria recomendada.
  • No esperar a sentir sed para tomar agua. La sed, es el primer síntoma de deshidratación.
  • Evitar salir a la calle en las horas de máximo calor, de 10:00 a 16:00 horas. Es mejor mantenerse en lugares frescos y ventilados.
  •  Cuidar en especial la hidratación de los más mayores y los más pequeños de la casa, ya que son los más propensos a la deshidratación.
Estás en Blog
Enfermedad Celiaca
Yanina García Gola / Nutricionista Integrativa / ImagenSalud Rengo.
¿Qué es?
Sintomatología
Diagnóstico de la Enfermedad Celíaca (EC)
Debe hacerse cada vez que se sospeche clínicamente de la EC. Habitualmente se realizan exámenes de sangre para medir ciertos anticuerpos frecuentes en dicha patología. Sin embargo, el análisis final y confirmatorio que documenta la ENFERMEDAD CELIACA es la biopsia intestinal. Ésta comprueba los resultados positivos que arrojan los exámenes de sangre, los cuales representan un alto índice de sospecha. Sin biopsia intestinal positiva, no hay diagnóstico de enfermedad celíaca.
Tratamiento
ImagenSalud previene las enfermedades respiratorias
Valentina Leclerc / Vacunatorio y control sano / ImagenSalud San Fernando.
Está demostrado que la lactancia materna protege de las infecciones respiratorias y ayuda al correcto desarrollo del sistema inmunológico, lo que otorga protección a largo plazo. Según investigaciones, reduce el riesgo de otitis media, una complicación muy frecuente de los resfríos; reduce significativamente el riesgo de hospitalización cuando el niño o niña tiene una neumonía y hace que los resfríos sean mucho más leves y cortos. ¿Cómo prevenir? A diferencia de lo que muchas personas creen, más que el frío o la contaminación, es la transmisión de virus el factor más importante para que un niño o niña se enferme. Por eso, la primera medida es protegerse del contacto con personas infectadas. Pero lamentablemente los síntomas tardan en aparecer. Por ello lo ideal es tratar de evitar aglomeraciones, evitar llevar a los niños/as al mall, cine u otros espacios públicos que operan como “caldos de cultivo”. También contribuye a la prevención lavar las manos de los niños/as y de uno en forma frecuente, enseñarle a los adultos y niños/as que cuando estornuden se tapen la nariz y la boca ocupando el codo y no las manos, y pedir a las personas que están enfermas que ojalá no visiten hogares donde hay niños/as pequeños/as. Muchas mamás y papás temen enviar a sus hijos e hijas a los jardines infantiles y salas cunas, pero muchas veces no existe otra alternativa. Por ello es importante que estos establecimientos traten de educar a mamás y papás para que en lo posible no lleven a sus hijos/as enfermos, así como también tomen algunas medidas de higiene, como la limpieza frecuente de juguetes, y evitar el uso de aquellos de difícil limpieza o que acumulan virus y bacterias, como los peluches. Prevención
¿Ya se enfermó?
Estando en un espacio común uno puede reducir un poco el riesgo de contagio, pero éste siempre va a existir. Es por eso que la vacunación resulta una buena medida de prevención. Hay dos grandes tipos de vacunas: las que evitan que uno se enferme y las que hacen que los síntomas sean más leves. Hay gente que dice “me vacuné contra la peste cristal, pero igual me dio”. La vacuna no evita que dé peste cristal, pero hace que los síntomas sean más leves y no exista riesgo de meningitis o neumonía por peste cristal, que son complicaciones graves. O dicen “¿Por qué si recibí la vacuna contra la influenza este año me resfrié? Y es porque la influenza no es un resfrío, es un virus totalmente distinto. Existen muchos mitos en torno a las vacunas. El último tiempo ha habido rumores que las vacunas podrían causar autismo, pero no se ha podido demostrar una relación entre ambos factores. El Ministerio de Salud chileno es bastante riguroso en introducir vacunas que tienen respaldo internacional y han sido probadas en otros lugares. Vacunas
Rol del padre
Cuando un niño/a se enferma suele haber una pérdida del equilibrio familiar y un estrés muy grande que muchas veces carga en mayor medida la mamá, que tiende a quedarse más al cuidado de los hijos/as por razones culturales y sociales. Un solo adulto no puede dar abasto con todo eso, y qué mejor que el papá para compartir ese rol. Pero además se ha visto que cuando los niños/as se hospitalizan por causas respiratorias u otras causas, el que los padres estén presentes hace que el niño/a se mejore antes, y en ese sentido se está haciendo un gran esfuerzo para que los padres se puedan quedar por las noches acompañando a sus niños/as. IMAGENSALUD ESTA PREPARADA ANTE EL AUMENTO DE LAS DEMANDAS RESPIRATORIAS.
¿Cómo reconocer si mi bebe tiene Dermatitis del pañal? Valentina Leclerc / Vacunatorio y control sano / ImagenSalud San Fernando.
Además, la introducción de nuevos alimentos en la dieta puede cambiar el contenido de las heces (caca) del bebé, lo que a veces provoca dermatitis del pañal. Y si se produce diarrea, la dermatitis también puede agravarse. Cuando la dermatitis del pañal dura más de tres días, incluso después de introducir cambios en el hábito del cambio de los pañales, generalmente está provocada por una levadura (un tipo de hongo) denominada Candida albicans. Las erupciones provocadas por Candida suelen ser de color rojo, están ligeramente abultadas y cursan con pequeños puntos rojos que se extienden más allá de la zona principalmente afectada por la erupción. A menudo empiezan en los pliegues de la piel y se pueden extender a la piel del tronco anterior y de la espalda del bebé. La administración de antibióticos al bebé o a la madre que está amamantándolo puede dar lugar a una infección por hongos, porque los antibióticos también destruyen las bacterias "buenas" que impiden la proliferación de Candida. Es importante detectarla y consultar a un profesional. Debemos cuidar mucho la higiene de nuestras manos antes de cada cambio de pañal y tener mucha precisión con la higiene para que las heridas que pudieran generarse no se infecten. MANTENER SOBRE TODO LA PIEL LIBRE DE HUMEDAD, esperando que se seque bien su piel antes de colocarle el nuevo pañal. Rol del padre
¿Cómo cuidar nuestra piel éste Verano?
Flora Ali Rondón / ImagenSalud San Fernando
Quemaduras
Picaduras
Deshidratación
Estás en Blog
Enfermedad Celiaca
Yanina García Gola / Nutricionista Integrativa / ImagenSalud Rengo.
¿Qué es?
Sintomatología
Diagnóstico de la Enfermedad Celíaca (EC)
Debe hacerse cada vez que se sospeche clínicamente de la EC. Habitualmente se realizan exámenes de sangre para medir ciertos anticuerpos frecuentes en dicha patología. Sin embargo, el análisis final y confirmatorio que documenta la ENFERMEDAD CELIACA es la biopsia intestinal. Ésta comprueba los resultados positivos que arrojan los exámenes de sangre, los cuales representan un alto índice de sospecha. Sin biopsia intestinal positiva, no hay diagnóstico de enfermedad celíaca.
Tratamiento
ImagenSalud previene las enfermedades respiratorias
Valentina Leclerc / Vacunatorio y control sano / ImagenSalud San Fernando.
Está demostrado que la lactancia materna protege de las infecciones respiratorias y ayuda al correcto desarrollo del sistema inmunológico, lo que otorga protección a largo plazo. Según investigaciones, reduce el riesgo de otitis media, una complicación muy frecuente de los resfríos; reduce significativamente el riesgo de hospitalización cuando el niño o niña tiene una neumonía y hace que los resfríos sean mucho más leves y cortos. ¿Cómo prevenir? A diferencia de lo que muchas personas creen, más que el frío o la contaminación, es la transmisión de virus el factor más importante para que un niño o niña se enferme. Por eso, la primera medida es protegerse del contacto con personas infectadas. Pero lamentablemente los síntomas tardan en aparecer. Por ello lo ideal es tratar de evitar aglomeraciones, evitar llevar a los niños/as al mall, cine u otros espacios públicos que operan como “caldos de cultivo”. También contribuye a la prevención lavar las manos de los niños/as y de uno en forma frecuente, enseñarle a los adultos y niños/as que cuando estornuden se tapen la nariz y la boca ocupando el codo y no las manos, y pedir a las personas que están enfermas que ojalá no visiten hogares donde hay niños/as pequeños/as. Muchas mamás y papás temen enviar a sus hijos e hijas a los jardines infantiles y salas cunas, pero muchas veces no existe otra alternativa. Por ello es importante que estos establecimientos traten de educar a mamás y papás para que en lo posible no lleven a sus hijos/as enfermos, así como también tomen algunas medidas de higiene, como la limpieza frecuente de juguetes, y evitar el uso de aquellos de difícil limpieza o que acumulan virus y bacterias, como los peluches. Prevención
¿Ya se enfermó?
Estando en un espacio común uno puede reducir un poco el riesgo de contagio, pero éste siempre va a existir. Es por eso que la vacunación resulta una buena medida de prevención. Hay dos grandes tipos de vacunas: las que evitan que uno se enferme y las que hacen que los síntomas sean más leves. Hay gente que dice “me vacuné contra la peste cristal, pero igual me dio”. La vacuna no evita que dé peste cristal, pero hace que los síntomas sean más leves y no exista riesgo de meningitis o neumonía por peste cristal, que son complicaciones graves. O dicen “¿Por qué si recibí la vacuna contra la influenza este año me resfrié? Y es porque la influenza no es un resfrío, es un virus totalmente distinto. Existen muchos mitos en torno a las vacunas. El último tiempo ha habido rumores que las vacunas podrían causar autismo, pero no se ha podido demostrar una relación entre ambos factores. El Ministerio de Salud chileno es bastante riguroso en introducir vacunas que tienen respaldo internacional y han sido probadas en otros lugares. Vacunas
Rol del padre
Cuando un niño/a se enferma suele haber una pérdida del equilibrio familiar y un estrés muy grande que muchas veces carga en mayor medida la mamá, que tiende a quedarse más al cuidado de los hijos/as por razones culturales y sociales. Un solo adulto no puede dar abasto con todo eso, y qué mejor que el papá para compartir ese rol. Pero además se ha visto que cuando los niños/as se hospitalizan por causas respiratorias u otras causas, el que los padres estén presentes hace que el niño/a se mejore antes, y en ese sentido se está haciendo un gran esfuerzo para que los padres se puedan quedar por las noches acompañando a sus niños/as. IMAGENSALUD ESTA PREPARADA ANTE EL AUMENTO DE LAS DEMANDAS RESPIRATORIAS.
¿Cómo reconocer si mi bebe tiene Dermatitis del pañal?
Valentina Leclerc / Vacunatorio y control sano / ImagenSalud San Fernando.
Además, la introducción de nuevos alimentos en la dieta puede cambiar el contenido de las heces (caca) del bebé, lo que a veces provoca dermatitis del pañal. Y si se produce diarrea, la dermatitis también puede agravarse. Cuando la dermatitis del pañal dura más de tres días, incluso después de introducir cambios en el hábito del cambio de los pañales, generalmente está provocada por una levadura (un tipo de hongo) denominada Candida albicans. Las erupciones provocadas por Candida suelen ser de color rojo, están ligeramente abultadas y cursan con pequeños puntos rojos que se extienden más allá de la zona principalmente afectada por la erupción. A menudo empiezan en los pliegues de la piel y se pueden extender a la piel del tronco anterior y de la espalda del bebé. La administración de antibióticos al bebé o a la madre que está amamantándolo puede dar lugar a una infección por hongos, porque los antibióticos también destruyen las bacterias "buenas" que impiden la proliferación de Candida. Es importante detectarla y consultar a un profesional. Debemos cuidar mucho la higiene de nuestras manos antes de cada cambio de pañal y tener mucha precisión con la higiene para que las heridas que pudieran generarse no se infecten. MANTENER SOBRE TODO LA PIEL LIBRE DE HUMEDAD, esperando que se seque bien su piel antes de colocarle el nuevo pañal. Rol del padre
¿Cómo cuidar nuestra piel éste Verano?
Flora Ali Rondón / ImagenSalud San Fernando
Quemaduras
Picaduras
Deshidratación
Estás en Blog
Enfermedad Celiaca
Yanina García Gola / Nutricionista Integrativa / ImagenSalud Rengo.
¿Qué es?
Sintomatología
Diagnóstico de la Enfermedad Celíaca (EC)
Debe hacerse cada vez que se sospeche clínicamente de la EC. Habitualmente se realizan exámenes de sangre para medir ciertos anticuerpos frecuentes en dicha patología. Sin embargo, el análisis final y confirmatorio que documenta la ENFERMEDAD CELIACA es la biopsia intestinal. Ésta comprueba los resultados positivos que arrojan los exámenes de sangre, los cuales representan un alto índice de sospecha. Sin biopsia intestinal positiva, no hay diagnóstico de enfermedad celíaca.
Tratamiento
ImagenSalud previene las enfermedades respiratorias
Valentina Leclerc / Vacunatorio y control sano / ImagenSalud San Fernando.
Está demostrado que la lactancia materna protege de las infecciones respiratorias y ayuda al correcto desarrollo del sistema inmunológico, lo que otorga protección a largo plazo. Según investigaciones, reduce el riesgo de otitis media, una complicación muy frecuente de los resfríos; reduce significativamente el riesgo de hospitalización cuando el niño o niña tiene una neumonía y hace que los resfríos sean mucho más leves y cortos. ¿Cómo prevenir? A diferencia de lo que muchas personas creen, más que el frío o la contaminación, es la transmisión de virus el factor más importante para que un niño o niña se enferme. Por eso, la primera medida es protegerse del contacto con personas infectadas. Pero lamentablemente los síntomas tardan en aparecer. Por ello lo ideal es tratar de evitar aglomeraciones, evitar llevar a los niños/as al mall, cine u otros espacios públicos que operan como “caldos de cultivo”. También contribuye a la prevención lavar las manos de los niños/as y de uno en forma frecuente, enseñarle a los adultos y niños/as que cuando estornuden se tapen la nariz y la boca ocupando el codo y no las manos, y pedir a las personas que están enfermas que ojalá no visiten hogares donde hay niños/as pequeños/as. Muchas mamás y papás temen enviar a sus hijos e hijas a los jardines infantiles y salas cunas, pero muchas veces no existe otra alternativa. Por ello es importante que estos establecimientos traten de educar a mamás y papás para que en lo posible no lleven a sus hijos/as enfermos, así como también tomen algunas medidas de higiene, como la limpieza frecuente de juguetes, y evitar el uso de aquellos de difícil limpieza o que acumulan virus y bacterias, como los peluches. Prevención
¿Ya se enfermó?
Estando en un espacio común uno puede reducir un poco el riesgo de contagio, pero éste siempre va a existir. Es por eso que la vacunación resulta una buena medida de prevención. Hay dos grandes tipos de vacunas: las que evitan que uno se enferme y las que hacen que los síntomas sean más leves. Hay gente que dice “me vacuné contra la peste cristal, pero igual me dio”. La vacuna no evita que dé peste cristal, pero hace que los síntomas sean más leves y no exista riesgo de meningitis o neumonía por peste cristal, que son complicaciones graves. O dicen “¿Por qué si recibí la vacuna contra la influenza este año me resfrié? Y es porque la influenza no es un resfrío, es un virus totalmente distinto. Existen muchos mitos en torno a las vacunas. El último tiempo ha habido rumores que las vacunas podrían causar autismo, pero no se ha podido demostrar una relación entre ambos factores. El Ministerio de Salud chileno es bastante riguroso en introducir vacunas que tienen respaldo internacional y han sido probadas en otros lugares. Vacunas
Rol del padre
Cuando un niño/a se enferma suele haber una pérdida del equilibrio familiar y un estrés muy grande que muchas veces carga en mayor medida la mamá, que tiende a quedarse más al cuidado de los hijos/as por razones culturales y sociales. Un solo adulto no puede dar abasto con todo eso, y qué mejor que el papá para compartir ese rol. Pero además se ha visto que cuando los niños/as se hospitalizan por causas respiratorias u otras causas, el que los padres estén presentes hace que el niño/a se mejore antes, y en ese sentido se está haciendo un gran esfuerzo para que los padres se puedan quedar por las noches acompañando a sus niños/as. IMAGENSALUD ESTA PREPARADA ANTE EL AUMENTO DE LAS DEMANDAS RESPIRATORIAS.
¿Cómo reconocer si mi bebe tiene Dermatitis del pañal?
Valentina Leclerc / Vacunatorio y control sano / ImagenSalud San Fernando.
Además, la introducción de nuevos alimentos en la dieta puede cambiar el contenido de las heces (caca) del bebé, lo que a veces provoca dermatitis del pañal. Y si se produce diarrea, la dermatitis también puede agravarse. Cuando la dermatitis del pañal dura más de tres días, incluso después de introducir cambios en el hábito del cambio de los pañales, generalmente está provocada por una levadura (un tipo de hongo) denominada Candida albicans. Las erupciones provocadas por Candida suelen ser de color rojo, están ligeramente abultadas y cursan con pequeños puntos rojos que se extienden más allá de la zona principalmente afectada por la erupción. A menudo empiezan en los pliegues de la piel y se pueden extender a la piel del tronco anterior y de la espalda del bebé. La administración de antibióticos al bebé o a la madre que está amamantándolo puede dar lugar a una infección por hongos, porque los antibióticos también destruyen las bacterias "buenas" que impiden la proliferación de Candida. Es importante detectarla y consultar a un profesional. Debemos cuidar mucho la higiene de nuestras manos antes de cada cambio de pañal y tener mucha precisión con la higiene para que las heridas que pudieran generarse no se infecten. MANTENER SOBRE TODO LA PIEL LIBRE DE HUMEDAD, esperando que se seque bien su piel antes de colocarle el nuevo pañal. Rol del padre
¿Cómo cuidar nuestra piel éste Verano?
Flora Ali Rondón / ImagenSalud San Fernando
Quemaduras
Picaduras
Deshidratación