La Ecografía es una técnica diagnóstica que emplea el ultrasonido para definir los órganos del cuerpo humano. Se utiliza un aparato (ecógrafo) capaz de emitir ultrasonidos, unas ondas de frecuencia fuera del espectro que es capaz de captar el oído humano. Estas ondas penetran en el cuerpo hasta que “rebotan” en determinadas estructuras. Según su arquitectura, los diferentes elementos estructurales del órgano (vasos, tejidos, etc.), le proporcionan unas propiedades acústicas en virtud de las cuales la ecografía genera unas imágenes que representan al órgano.
La Ecografía es una técnica diagnóstica que emplea el ultrasonido para definir los órganos del cuerpo humano. Se utiliza un aparato (ecógrafo) capaz de emitir ultrasonidos, unas ondas de frecuencia fuera del espectro que es capaz de captar el oído humano. Estas ondas penetran en el cuerpo hasta que “rebotan” en determinadas estructuras. Según su arquitectura, los diferentes elementos estructurales del órgano (vasos, tejidos, etc.), le proporcionan unas propiedades acústicas en virtud de las cuales la ecografía genera unas imágenes que representan al órgano.
La Ecografía es una técnica diagnóstica que emplea el ultrasonido para definir los órganos del cuerpo humano. Se utiliza un aparato (ecógrafo) capaz de emitir ultrasonidos, unas ondas de frecuencia fuera del espectro que es capaz de captar el oído humano. Estas ondas penetran en el cuerpo hasta que “rebotan” en determinadas estructuras. Según su arquitectura, los diferentes elementos estructurales del órgano (vasos, tejidos, etc.), le proporcionan unas propiedades acústicas en virtud de las cuales la ecografía genera unas imágenes que representan al órgano.